Estilos de Vida

La propuesta BeLife, sugiere que, antes de poner o seguir poniendo en marcha cualquier esfuerzo hacia lograr o conseguir lo que sea, te detengas a obtener claridad acerca del panorama general del estilo de vida que deseas o que ya tienes. Y así evites en medida de lo posible el camino del acierto y error y en su lugar, logres embarcarte en un camino más idóneo de la forma más consciente posible.

Esta consciencia te llevará a entender las consecuencias, ventajas y desventajas que implica cada estilo de vida. Puede ayudarte a enfocar la energía en el esfuerzo correcto, de la forma correcta y con la intensidad correcta.

Quizás a primera vista parezca obvio, pero muchas veces las personas sembramos un árbol de naranjas y esperamos obtener duraznos, y nos enojamos y nos esforzamos por el cuidado de ese árbol con la absurda esperanza de que si nos esforzamos lo suficiente un dia obtendremos un delicioso durazno, cuando lo más sencillo sería sembrar un árbol de durazno que nos de duraznos.

Identificar algunos estilos de vida, te ayuda, primeramente, a cuando menos, ser consciente de que existen, de que, de algún modo, ya sea consciente o inconscientemente, te encuentras viviendo uno o una variante de alguno, segundo, saber que nada en la vida te obliga a TENER QUE tomar alguno en particular, y tercero, si decides elegir o apegarte a alguno como referencia, hacerlo de manera consciente acerca del ¿PARA QUE LO HARÁS? y si eso te aporta la plenitud que buscas.

Los primeros dos estilos de vida, no tienen una representación gráfica que pueda ser ordenada. Ya que precisamente su base es el desorden.

Los otros 3 se representan en forma de Esferas, que a su vez se dividen en dimensiones y cada dimensión en áreas. Preferentemente cada área debe atenderse de forma equilibrada al inicio y posteriormente empezar a desarrollar las que te permitirán desarrollarte en el estilo de vida que elijas. Las áreas de vida que pueden integrar un estilo de vida sugerido se representan en la esfera de la vida del modelo BeLife.

Estilo de Vida Simple
Estilo de Vida Servicio
Estilo de vida Manifestación

Dependiendo del estilo de vida de tu elección será necesario enfocarte en desarrollar algunas o todas las áreas de vida.
Algunos de los estilos de vida que podemos identificar son:

  1. Vida Caos
  2. Vida Despertar
  3. Vida Simple
  4. Vida Servicio
  5. Vida Propósito

Vida Caos

El primer prototipo es, lamentablemente, el que un gran número de personas viven. La mayoría lo ha elegido inconscientemente a través de su falta de auto cuestionamiento. El estilo de Vida Caos, se caracteriza por el caos y el sufrimiento derivado de la ignorancia y falta de consciencia, suelen ser personas que centran su atención en solo algunas áreas de vida y descuidan por completo las demás, por ejemplo personas que establecen como su prioridad el dinero, el trabajo o la vida social y dejan del lado su salud y el desarrollo de su intelecto.

En este estilo de vida las personas viven en un sistema automático, no se cuestionan, viven porque es lo que toca, se hacen de responsabilidades a las que no pueden o en el fondo no quieren hacer frente, viven con deudas, con presiones económicas, problemas crónicos de salud, estrés, depresión, tienen hijos, mascotas, plantas que no pueden mantener y atender, no tienen un plan de vida o bien su plan de vida se basa principalmente en sus carencias y frustraciones.

Es un estilo de vida que difícilmente puede ser presentado en un esquema, no tiene un orden, el orden esta basado en el sentido de urgencia. Puede ser que haya un bajo desarrollo, espiritual, intelectual, emocional y vital, o bien que haya un desequilibrio de la atención de las áreas.

Las personas que viven con un estilo de caos no tienen identificada su vida por áreas, no priorizan lo importante sobre lo urgente, y no planean con base en el equilibrio de toda su esfera. Algunas áreas ni siquiera figuran en su visión.

Algunas formas de Vida Caótica:

  1. Personas con un alto desarrollo intelectual y muy bajo desarrollo espiritual y emocional, corren el riesgo de volverse personas escépticas con un vacío existencial.
  2. Personas con alto grado de involucramiento espiritual y bajo nivel emocional e intelectual, corren el riesgo de volverse personas fanáticas, cegadas por la fe.
  3. Personas con un alto enfoque en la producción de riqueza sin un desarrollo espiritual, emocional y de salud física, corren el riesgo de volverse personas con vicios, enfermas y con un sentido de vacío.
  4. Personas sin desarrollo intelectual, espiritual, emocional y de salud, corren el riesgo de convertirse en personas con escasez, con enfermedades crónicas, con malas relaciones interpersonales.

En general una vida caótica es marcada por el Drama, bajo este estilo de vida cada dia es un drama, el drama de la relación tóxica, el drama de la pobreza, el drama de la enfermedad, el drama de la depresión o la ansiedad, etc. y se destaca el ciclo vicioso del drama en el que es difícil salir de ese drama, la persona le cuesta trabajo salir de la relación tóxica y entra y salen una y otra vez, o está en un empleo que no le gusta y siente que le roba la vida, pero a pesar de eso sigue ahí, por que es lo que le toco, su estado de salud no es el deseable y se aferra en consumir lo que le dañan, y el apego a los vicios se hace presente para desconectarse de la realidad que prefiere evadir.

Otra característica de la vida caos es “Romantizar” el sufrimiento, es decir, hacer de su estado de caos algo glorioso y heroico, justificando sus conductas y comportamiento a través de la victimización, o el falso empoderamamiento. Y de este modo evitar salir de ciclos dañinos aferrándose cada vez más a su ciclo de Drama.

A pesar de todos estos obstáculos, es un estilo de vida que puede aparentemente ser cómodo, y es precisamente lo que lo hace más difícil de superar. Ya que salir de el implica salir de ese estado de comodidad de lo conocido y aventurarse a nuevas formas de vida.

Este por supuesto es un estilo de vida no deseable y poco favorable para alcanzar una vida plena con armonía y paz interior.

Vida Despertar

El segundo estilo de vida, la vida despertar, se caracteriza por la incomodidad, en este estilo de vida se vive de forma similar al estilo de vida caos, sin embargo existen breves destellos de lucides y consciencia en el que las personas se empiezan a cuestionar: ¿Para que sigo tolerando este estilo de vida? ¿Puedo hacerlo de forma diferente? ¿Que requiero hacer para cambiar de estilo de vida?

En este estilo de vida, principalmente orilladas por fuertes experiencias, las personas dejan de sentirse cómodas con una vida caótica y empiezan a buscar por sus propios medio o con ayuda de otras, alternativas de vida y ciertamente van llegan de manera gradual a estilos de vida más satisfactorios.

El estilo de vida despertar suele ser una etapa en el proceso, que lleva gradualmente a las personas a volver a los básicos, su desarrollo espiritual, el cuidado de su estado físico o el cultivo del intelecto y la gestión emocional, de modo que van dejando atrás la vida caótica para llegar a una vida más gratificante. No obstante, esta etapa requiere de mucho trabajo interno para dar pasos significativos.

En este estilo de vida las personas comienzan a organizar su vida en áreas, aunque les es difícil mantenerse de manera constante en un plan de vida equilibrado y vuelven constantemente al desorden, principalmente debido a la falta del desarrollo de un carácter idóneo y de verse tentados una y otra vez por el logro de deseos obsesivos y compulsivos.

Del mismo modo intentan volver al orden una y otra vez, cada vez con más frecuencia y mayor duración en su proceso de equilibrio.

Si a partir de esto identificas que estas viviendo una vida despertar, ten la certeza de que aquí encontrarás numerosas herramientas para seguir avanzando hacia una vida de plenitud, prosperidad, satisfacción y paz interior.

Estilos de vida sostenibles

Los siguiente tres prototipos de vida, son los deseables, se representan como una esfera, todos con tres dimensiones, en todos, la dimensión prioritaria es la dimensión Interior, y en todos el orden de prioridad va de la dimensión interior, a la social y finalmente a la material.

Vida simple

El prototipo de vida simple, podemos describirlo como un modelo precisamente: Simple, Sin responsabilidades más alla de las indispensables, sin deseos de riqueza, sin anhelos de logros, sin más deseo que por un Bienestar asequible y frugal, que ponga a tu alcance un estado de paz interior, armonía y gratitud.

Este modelo, sobre todo en la cultura occidental es casi inexistente e incluso estigmatizado como mediocre, ya que la sociedad de consumo te orilla a poseer, desear y obtener recursos materiales principalmente, de lo contrario tu valor como ser humano es menospreciado.

Pero es importante tener en cuenta que no es así, puedes tener una vida simple y estarás bien. Incluso tener mayores niveles de bienestar personal que otros con altos grados de riqueza, ya que muchas personas sacrifican lo que son (personas sanas, física y mentalmente) por conseguir lo que no tienen (riqueza, fama, fortuna, etc.)

El elegir una vida simple, algunas no son necesarias, por ejemplos no requieres inspirar voluntarios o participar en redes colaborativas para ningún proyecto y el patrimonio no es una prioridad.

La vida occidental prácticamente nos adoctrina para calcular tu valor con base en estándares como: tener una familia, tener hijos, tener un auto, tener una casa, tener una profesión; y por consecuencia, hacerte de responsabilidades que te llevan a enfocar tus esfuerzos y vaciar tu vida para sostener todo lo que conseguiste: Mantener una familia, hijos, casa, auto, etc. Haciendo cierto el hecho de que: Lo que posees termina por poseerte a ti.

Si logras comprender esta verdad de que: “No tienes porque elegir una vida que no sea simple y que por el contrario es tu derecho no elegir una vida complicada”, entonces entenderás por una parte, que en la actualidad existe un alto porcentaje de personas, incluso a tu alrededor, con una vida complicada sin siquiera haberse detenido a cuestionarse si había otra opción, y por otra parte, saber que tu puedes elegir una vida simple y que no por esto vas a estar mal, quizás no tengas un auto, no tengas hijos hasta avanzada edad, pero a cambio, no tendras que preocuparte por cosas como el gasto semanal de gasolina, el costo del auto, trabajar para pagarlo, pagar la educación de 1, 2 o 3 hijos, uniformes, médicos y todo el desgaste emocional que todo esto implica, y en su lugar quizás puedes dedicarte a viajar y conocer el mundo.

El principal inconveniente con este prototipo es el complejo paradigma social que existe del TENER PARA VALER, sin embargo, si logras liberarte de esa mentalidad reprimida, este puede ser tu camino y estará bien.

Como puedes observar la esfera de vida del estilo simple, incluye 10 dimensiones sugeridas, otras 6 no se consideran necesarias ya que la naturaleza de la simplicidad no requiere

Vida Servicio

La vida servicio corresponde a un estilo de vida dedicado a servir, este es otro estilo de vida que en el modelo occidental no suele ser considerado por muchas personas.Es un estilo de vida en el que la columna vertebral de tú razón de ser es colaborar con el bien común en sus distintas enfoques, sea el medio ambiente, la espiritualidad, los sectores de la población con alguna vulnerabilidad, La Paz, etc.

Elegír este estilo de vida de forma consciente y real implica una vida de renuncia a muchos de los deseos personales, y en su lugar, accionar en pro de los sectores más vulnerables, no se trata de convertirse un salvador, se trata de primero, lograr una vida simple y segundo compartir tus excedentes de amor, prosperidad y tiempo con los demás.

Es importante señalar que muchas personas suelen usar un aparente estilo de vida de servicio para enriquecerse y aprovechar la necesidad de las personas para lograr sus propósitos personales, esa no es una vida de servicios esa es simplemente una variante de una vida en caos que corre el riesgo de salirse de las manos.

De manera similar al estilo simple, el estilo de vida servicio no requiere el desarrollo de algunas áreas de vida como el patrimonio, o altos niveles de prosperidad económica. Si embargo si deberás enfocarte en otras con mayor énfasis, aquellas que te permitan tener un excedente de aquello que deseas poner al servicio de otros. Si deseas ayudar físicamente, tu vitalidad debe estar en altos niveles, si deseas servir mediante el desarrollo espiritual, deberás desarrollar tu área espiritual lo suficiente.

Vida Propósito Egoico

Es un estilo de vida en el que estableces objetivos y metas especificas que te propones lograr en un cierto periodo de tiempo. Convertirte en un profesionista, lograr una cierto grado de prosperidad económica, inventar algo, crear una empresa, son algunos ejemplos.

Este estilo de vida, configurado el ego de manera adecuada puede convertirse en un camino viable no solo para lograr eso que te propones, sino para descubrir altos niveles de desarrollo humano que no podrías alcanzar en otros estilos de vida.

Este estilo de vida se caracteriza por un orden congruente, primero buscando construir y experimentar una vida simple con toda la sencillez que implica, segundo adoptar hábitos de una vida de servicio y tercero caminando hacia tu propósito de manera ordenada y solida. Evitando los picos de éxito y fracaso, es decir altos niveles de éxito y altos niveles de fracaso que terminan por ser desgastantes.

En un estilo de vida con propósito estableces claramente las áreas que integran tu vida y su prioridad, trabajas sabiamente de modo que te beneficias del fenómeno de causa-efecto, haciendo que muchas de tus áreas sean la consecuencia automática de haber hecho bien las cosas en otra área de vida, por ejemplo, la mayoría de las personas que gozan de buena salud es altamente probable que tengan por consecuencia mejor niveles de salud emocional, esto sin la necesidad de haber trabajado directamente en su área emocional.

Vale la pena destacar la diferencia entre la vida propósito con una variante de la vida caos que se caracteriza por tener un propósito glorioso – por no decir absurdo- que consume la vida de la persona que se dedica a el. Algunos ejemplos de propósitos gloriosos absurdos:

  • Volverse millonario a costa de lo que sea, perder la salud u olvidarse de vivir.
  • Cuidar o ayudar a los papás en lugar de hacerse de su propia vida.
  • Hacerse de mascotas, plantas o hijos a los que no les puedes dar una vida digna sobre todo cuando tu mismo no has logrado un estado de bienestar suficiente.

¿Cual estilo de vida es para mi?

Si bien, elegir entre un estilo de vida y otro depende de tu etapa de vida, de las condiciones de vida en las que te encuentres y de tus capacidades, es aún más importante tu voluntad, de tu intensión por vivir de cierta forma y dejar de vivir de otra.

En definitiva BeLife sugiere evitar – o salir – si el es caso, lo más pronto posible de la vida de caos, tampoco sugiere permanecer demasiado tiempo en la vida despertar ya que es solo parte del proceso. La propuesta de BeLife se centra en comprender las principales áreas de vida que componen cada dimensión de modo que puedes elegir un estilo de vida simple, de servicio y con propósito de manera gradual, procurándose una vida satisfactoria, prospera y plena.

Uno de los beneficios de ser consciente de estos estilos de vida, es lograr dominar la capacidad de entrar y salir de los distintos estilo a voluntad, es decir, elegir un estilo de vida, no significa que deba ser para siempre, puedes elegir un estilo de vida simple, experimentarlo por un tiempo, y moverte después a un estilo de vida servicio, ahí ayudar a una causa especifica y luego moverte a un estilo de vida con propósito. Y luego regresar por un tiempo a un estilo de vida simple. Lo importante es dominar el arte de entrar y salir, evitando que el estilo de vida que elijas se convierta en tu verdugo y te haga su esclavo por largos periodos de tiempo en los que simplemente ya no puedes escapar por haber adquirido responsabilidades que no podías atender y de las cuales no mediste sus consecuencias.

Te invito a comprender las principales áreas de vida para tener mayor claridad al tomar tu decisión.